Para investigar abusos sexuales

Francisco mandó un fiscal a Chile

Santiago de Chile (PL) El arzobispo de Malta, monseñor Charles Scicluna, adelantó su llegada a Chile para comenzar desde mañana con las entrevistas que busca esclarecer un caso de complicidad en abusos sexuales de la iglesia.

Scicluna es fiscal del tribunal de la Congregación para la Doctrina de la Fe, encargado de investigar los ‘delicta graviora’, quien deberá rendir un informe el papa Francisco el 26 de febrero.

Las pesquisas ahora se concentran en el presunto encubrimiento del obispo Juan Barros al sacerdote Fernando Karadima, condenado por abusos sexuales contra menores, aunque ya hizo un adelanto al recoger un testimonio en Nueva York.

En un comunicado, la Conferencia Episcopal de Chile señaló que el enviado del Santo Padre, ‘escuchará entre el martes y el viernes próximos a los que han querido aportar elementos en torno a la situación de monseñor Juan Barros’.

Todo el proceso se llevará a cabo en la sede de la Nunciatura Apostólica, donde recibirá entre otros los aportes del médico James Hamilton y de Juan Andrés Murillo, que se sumarán a los obtenidos de Juan Carlos Cruz en Nueva York.

Los tres fueron víctimas de Karadima, un cura defenestrado de la iglesia pero con castigos de penitencias y aislamiento dentro de la religión.

Barros es el centro de la polémica, que escaló en enero durante la visita del Sumo Pontífica a Chile, después que la máxima autoridad del Vaticano saliera en su defensa, con repercusiones muy negativas aquí.

‘Monseñor Scicluna lloró conmigo cuando le contaba cosas. Sentí su compasión muy grande; creo que hay seriedad en su misión. Espero que los que van testificar en Chile sientan los mismo’, comentó Cruz, periodista afincando en Filadelfia.

Luego de las controversias desatadas por declaraciones del Santo Padre, parece evidente que el propio obispo de Roma decidió adoptar acciones más audaces y saltarse ciertas asesorías que le hicieron cometer errores.

Las investigaciones de monseñor Scicluna tratarán de determinar la complicidad o inocencia del obispo Barros, nombrado por el Vaticano en 2015, año en que Cruz envió una carta al Roma que fue desestimada.

El experto comisionado por el papa Francisco tiene previsto también reunirse con los Laicos de Osorno, una organización que igualmente exige la renuncia de Barros.

En enero, el papa Francisco fue enérgico en sus condenas a los abusos de ministros de la iglesia y pidió perdón a la ciudadanía, pero luego se complicó al defender al obispo Barros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *