Cien años de totedad

El bono Centenario, emitido tres años atrás para terminar de pagarse en 2117 bajo la batuta de Luis «Toto» Caputo, amenaza desmoronar todo el plan de reestructuración de deuda que negocia el equipo del ministro Martín Guzmán. Lo advirtió Federico Sturzenegger, el predecesor del «Messi de las finanzas» en el Banco Central. Herencias.

(Por Beto Zeppa) El bono Centenario, aquél de los 2.750 millones de dólares a pagar en cien años emitido por la Argentina en 2017 en una operación del “Messi de las finanzas” Luis “Toto” Caputo (Marcos Peña dixit), puede demoler todas las negociaciones que el equipo económico actual lleva con los acreedores privados y empujar al país al default.

La advertencia la hizo Federico Sturzenegger, al frente del Banco Central cuando aquella emisión, orquestada por el entonces ministro de Finanzas, “Toto”, quien a su vez lo sucedería en el organismo emisor en 2018. Con una serie de tuits, el de apellido alemán repasó la letra chica de aquella colocación de deuda, considerada en su momento la operación financiera “más loca” (craziest, decía la consulta) del mercado internacional en una encuesta realizada por el Financial Times.

 «Los bonos (el Centenario entre ellos) tienen una cláusula que dice que si hay default los acreedores pueden reclamar judicialmente ipso facto el capital y los intereses que se le(s) deben a la fecha (aceleración)», dijo en el primer tuit el también ex secretario de Política Económica procesado (y sobreseído en 2016) por negociaciones incompatibles con la función pública cuando intervino en el llamado Megacanje de 2001.

El ex subalterno de Domingo Felipe Cavallo siguió la retahíla por la red virtual del pajarito y señaló que la colocación del bono a pagarse durante un siglo incluyó una cláusula («inusual en deuda soberana», aclaró) que “obliga al gobierno a pagar el principal y todos los intereses (hasta 2117) si en algún momento quisiera rescatarlo».

«Nunca se explicó por qué este bono incluyó esta cláusula», objetó Sturzenegger, quien –hay que admitirlo- sí argumentó allá por 2013 que “Hitler hizo exactamente lo mismo, y con especial saña con los judíos” cuando comparó a las organizaciones sociales y políticas convocadas por la entonces presidenta Cristina Fernández a controlar las subidas injustificadas de precios con las “juventudes hitlerianas”.

Y especificó que la cláusula en cuestión, denominada ”Make Whole Clause” (MWC), se puede contar como antecedente en «el fallo Cash vs. Wilmington, de 2016, (que) se refiere a una empresa con bonos con MWC que entró en default”. En esa causa, “el juez consideró eso una decisión voluntaria del emisor (de los bonos) y entendió se gatillaban las obligaciones del MWC», agregó el primer titular del BCRA en la gestión de Mauricio Macri.

«Si se aplicara la misma lógica al (bono) Centenario implicaría transformar un pago de US$ 2.000 millones en uno de US$ 14.000 (millones), comiéndose casi un tercio de los ahorros que pretende (el actual ministro de Economía, Martín) Guzmán. Si éste es el pago posible en un fallo judicial será difícil lograr un acuerdo voluntario en este título», concluyó Sturzenegger.

«Ni se sabe siquiera si el fallo Cash vs. Wilmington aplica (yo creo que no debería). Pero hay que estar preparado», remató, como todo signo alentador.

No hizo mención alguna a que los eventuales litigios por el defaulteo del bono serán dirimidos en tribunales fuera de las fronteras argentinas, pero de sus advertencias se desprende que la reestructuración y quita de deuda bajo legislación extranjera propuesta por el ministro Guzmán, en la que está incluido el Centenario, les da margen a sus tenedores para reclamarle al Estado argentino el desembolso del capital y los intereses que cobrarían según las condiciones originales de la emisión realizada en 2017.

Un siglo por delante para recordar al crack que nunca jugaría en Aldosivi, y el llamado de atención sobre los riesgos actuales de aquella jugada digna de la Champions League que hace ahora el impulsor de los créditos hipotecarios con cláusula de ajuste UVA. Herencias del mejor equipo de los años que mediaron entre 1965 y 2015, si se atiende a la calificación y el cálculo cronológico del ex presidente Macri.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *